Skip to main content

El estreñimiento crónico se define como la dificultad para evacuar las heces de forma regular, generalmente menos de tres veces por semana, con heces duras y secas que son difíciles de expulsar. Esta condición puede afectar significativamente la calidad de vida de las personas que la padecen, causando dolor, distensión abdominal, hinchazón y sangrado rectal.

¿Qué relación tiene el estreñimiento crónico con el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que sostienen los órganos pélvicos, como la vejiga, el útero y el recto. Estos músculos trabajan en conjunto para permitir la continencia urinaria y fecal, así como para facilitar la evacuación intestinal.

El estreñimiento crónico puede afectar al suelo pélvico de varias maneras:

  • Aumento de la presión intraabdominal: Al realizar esfuerzos para evacuar las heces, aumenta la presión dentro del abdomen, lo que puede debilitar los músculos del suelo pélvico, provocarnos algún prolapso de órganos pélvicos o alguna hernia, entre otras cosas.

  • Disfunción muscular: El esfuerzo excesivo durante la defecación puede provocar espasmos o contracciones involuntarias de los músculos del suelo pélvico, lo que dificulta aún más la evacuación.

  • Alteración de la sensibilidad: El estreñimiento crónico puede afectar la sensibilidad rectal, dificultando la percepción de la necesidad de evacuar.

Un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico puede ayudarte a abordar el estreñimiento crónico de varias maneras:

Evaluación:

  • Realizar una evaluación completa para identificar las causas del estreñimiento crónico y su impacto en el suelo pélvico.

  • Valorar la fuerza, la coordinación y la sensibilidad de los músculos del suelo pélvico.

Tratamiento:

  • Enseñarte técnicas de biofeedback para mejorar la coordinación y el control de los músculos del suelo pélvico.

  • Ejercicios específicos para fortalecer y relajar los músculos del suelo pélvico.

  • Técnicas de reeducación intestinal para mejorar la evacuación intestinal.

  • Asesoramiento sobre hábitos posturales y alimentación saludable.

Beneficios de la fisioterapia para el estreñimiento crónico:

  • Reducción del dolor y la distensión abdominal.

  • Mejora de la frecuencia y la consistencia de las heces.

  • Disminución del esfuerzo durante la defecación.

  • Prevención de la incontinencia fecal.

  • Mejora de la calidad de vida

Si sufres de estreñimiento crónico, no dudes en consultar con un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico. Un profesional capacitado puede ayudarte a comprender las causas de tu problema y desarrollar un plan de tratamiento individualizado para ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

En nuestra clínica de fisioterapia especializada en suelo pélvico podemos ayudarte a:

  • Evaluar tu condición y determinar las causas de tu estreñimiento crónico.

  • Desarrollar un plan de tratamiento personalizado que incluya ejercicios específicos para fortalecer y relajar los músculos del suelo pélvico.

  • Aprender técnicas para mejorar la evacuación intestinal y la continencia fecal.

  • Mejorar tu calidad de vida.

Si tiene alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para obtener más información o para concertar una cita.

¡Nos vemos pronto!

¿Cómo puede ayudar un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico?

Un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico puede ayudarte a abordar el estreñimiento crónico de varias maneras:

Evaluación:

  • Realizar una evaluación completa para identificar las causas del estreñimiento crónico y su impacto en el suelo pélvico.

  • Valorar la fuerza, la coordinación y la sensibilidad de los músculos del suelo pélvico.

Tratamiento:

  • Enseñarte técnicas de biofeedback para mejorar la coordinación y el control de los músculos del suelo pélvico.

  • Ejercicios específicos para fortalecer y relajar los músculos del suelo pélvico.

  • Técnicas de reeducación intestinal para mejorar la evacuación intestinal.

  • Asesoramiento sobre hábitos posturales y alimentación saludable.

Beneficios de la fisioterapia para el estreñimiento crónico:

  • Reducción del dolor y la distensión abdominal.

  • Mejora de la frecuencia y la consistencia de las heces.

  • Disminución del esfuerzo durante la defecación.

  • Prevención de la incontinencia fecal.

  • Mejora de la calidad de vida